Jose Luís anda cada día 8 kilómetros, juega al golf y reconoce ‘que no para’. Y es que, gracias a los avances en investigación, un tumor de pulmón que le detectaron hace ya cuatro años no ha cambiado su vitalidad y su día a día. “Gracias a la inmunoterapia se ha conseguido que mi tumor permanezca estable, sólo tengo que acudir a revisión cada 3 meses”, explica. Y es que tras un tratamiento inicial que no le fue bien, entró a partiricipar en un Ensayo Clínico que le hizo mejorar poco a poco. “Llevo ya dos años sin tener que tomar ningún fármaco y hago prácticamente vida normal”, detalla. Tanto es así que Jose Luis no tuvo que abandonar su gran pasión, realizar cada año el Camino de Santiago. “Ya he ido tres veces después del diagnóstico”, asegura. 

El diagnóstico de Jose Luis llegó, según el mismo explica, ‘por casualidad’. “Tenía una inflamación en la rodilla y mi médico de cabecera me remitió al traumatólogo. Comenzaron a hacerme pruebas y en el proceso descubrieron que tenía un cáncer de pulmón”, recuerda. Ese momento fue de gran impacto, pero gracias su actitud positiva y al apoyo familiar, consiguió sobrevellevar todo el proceso. Los hábitos de vida saludables también cobraron mucha importancia en ese momento y Jose Luis logró dejar el tabaco. “Mi recomendación para personas a las que les acaban de diagnosticar un tumor es que afronten el proceso con optimismo, que se cuiden y que confíen mucho en su especialista”, concluye.  

Jose Luis Cuadrado, paciente de cáncer de pulmón

X